¿Qué relación tienes con tu alimentación?

“Siempre tengo mucha preocupación por lo que como y por las calorías”
“Hago esfuerzos para restringir las calorías”
“Miro de evitar o limitar determinados alimentos”
“Intento hacer mucho ejercicio para quemar calorías”
“Cuando me siento ansioso/a me da por comer”
“Cuando me siento lleno/a que a veces he forzado el vómito”
“A menudo tomo laxantes”
“A veces como sin control y me siento incapaz de dejar de comer, aunque me sienta lleno/a”.
“Después de comer me siento culpable y necesito compensar con ejercicio”
“Me siento tan mal con el tema de comer que me querría morir...”

Si te pasa alguna de estas cosas podrías tener un trastorno de la conducta alimentaria

¿Qué son los trastornos de la conducta alimentaria?

Los conocidos como trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son alteraciones graves de tipos psicológico que se relacionan con la alimentación y que afectan negativamente a la salud, las emociones y la capacidad de gestionar la propia vida.

La mayoría de los trastornos de la alimentación se caracterizan por una preocupación insalubre sobre el peso, la figura corporal y el comer, que derivan en conductas alimentarias peligrosas que afectan a la nutrición adecuada. Estos trastornos se asocian a diferentes complicaciones médicas y psicológicas y afectan al funcionamiento psicosocial del individuo.

Los más frecuentes son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, el trastorno de estar harto y el trastorno evitativo/restricción de la ingesta alimentaria.

Frecuentemente los TCA se manifiestan en la adolescencia y los primeros años de la mayoría de edad, aunque pueden aparecer en otras edades. Con tratamiento, puedes volver a tener hábitos alimentarios más saludables y revertir las complicaciones graves causadas por el trastorno de la alimentación.

És fundamental el diagnostico precoç y el tratamiento cuanto antes mejor

¿Qué tipos de trastornos de la alimentación hay?

 Aunque hay otros trastornos no especificados aquí, los principales son:

 Anorexia Nerviosa

  • Consiste en no querer comer o comer muy poco, es decir, restringir de manera continuada la comida, lo que acompaña a una pérdida de peso.
  • La persona da un excesivo valor a su peso corporal y a la imagen física.
  • Presenta un miedo intenso a ganar peso.
  • Muy a menudo tiene una gran dificultad para reconocer la gravead de su bajo peso y es incapaz de ver su estado físico real y la pérdida de peso.
  • Existen dos tipos de anorexia nerviosa: 1) Restrictiva, en que la pérdida de peso es por la dieta, el ayuno y/o el ejercicio excesivo. 2) Atracones/purgas, con episodios recurrentes (vomito autoprovocado, utilización incorrecta de laxantes, diuréticos o enemas).

Bulimia Nerviosa

  • Se caracteriza por episodios de atracones, que consisten en la ingesta de una cantidad de comida muy grande en poco tiempo que viene acompañada de pérdida de control.
  • La persona se siente muy llena y trata de compensar-lo con el vómito autoprovocado, ejercicio, ayuno o uso de laxantes, diuréticos, etc.
  • La persona siente una gran preocupación por su peso y su imagen corporal.

Trastorno por atracones

  • Se caracteriza por episodios repetidos de atracones, comiendo una gran cantidad de comida pese a no tener la sensación de hambre.
  • Se puede comer más rápido de lo normal y continuar comiendo pese a sentirse lleno.
  • En algunos casos se produce por la noche, comer gran cantidad, junto con la dificultad de dormir.
  • La persona se siente disgustada con sigo misma, deprimida o con sensación de culpabilidad después del episodio, con un intenso malestar psicológico.

Trastorno Evitativo / Restricción de la Ingesta Alimentaria

  • Consiste en una falta de interés en la comida y en evitar determinados alimentos o tener una preocupación sobre las consecuencias repulsivas de la acción de comer o un miedo a atragantarse. Esta conducta puede alterar las necesidades nutricionales.
  • Como consecuencia se produce una pérdida importante de peso, sufrir deficiencias nutricionales y crear una dependencia de los suplementos nutricionales.
  • En este trastorno no está afectada la percepción de un mismo y no hay una distorsión de la imagen corporal.

 

¿Qué se puede hacer?

Los trastornos de la conducta alimentaria difícilmente pueden ser superados por uno mismo. De hecho, pensar en que ya marcharan con el tiempo solo hace que se perpetúen y acaben controlando la propia vida.

Muchas persones lo llevan de escondidas durante mucho tiempo y tardan en pedir ayuda para solucionarlos. Producen una intensa angustia y acaban desencadenando alteraciones a nivel personal, familiar y social.

Nuestros equipos profesionales pueden ayudar a tu recuperación

¿Como pueden ayudarte si tienes un trastorno de la conducta alimentaria?

Los problemas relacionados con una conducta alimentaria alterada y poco saludable a veces se acompaña de una alteración de la imagen corporal y una resistencia al tratamiento. A veces están relacionados con dificultades para conocer las propias emociones (comida emocional), con la impulsividad o con la insatisfacción del propio Cuerpo.

Por eso conviene que contactes con profesionales que te pueden orientar y ayudar a supera los. Poder explicar que te pasa es el primer paso para comenzar a solucionarlo.

Con ayuda psicológica, manejando la ansiedad, una reeducación de las creencias y de las conductas relacionadas con la alimentación, i a veces con medicación se pueden revertir los trastornos de la conducta alimentaria.

¿Que puedes hacer si crees que un familiar o persona querida tiene un trastorno de la conducta alimentaria?

Aunque le pidas a una familiar o a un querido que busque ayuda, muchas persones piensan que no tienen este problema y que no necesitan tratamiento.

Puedes expresar tu preocupación, escucharlo y pedirle que lo consulte con un médico, aunque no pueda reconocer que tiene un problema con la comida.

Observa cuáles son sus hábitos de alimentación y sus creencias sobre hábitos poco saludables, teniendo en cuenta la presión del grupo....

Hay algunas señales de alerta de posibles trastornos de la alimentación, como ahora:

  • Saltarse las comidas o poner excuses para no comer.
  • Querer comer separado de la familia.
  • Ir al WC durante las comidas.
  • Querer hacer una dieta vegetariana muy restrictiva.
  • Manifestar a menudo insatisfacción corporal, de estar obeso/a y querer perder peso.
  • Mirarse con frecuencia al espejo para verse los defectos que se perciben.
  • Comer reiteradamente grandes cantidades de alimentos poco saludables o con alto contenido en grasas.
  • Tomar laxantes o productos para bajar peso.
  • Hacer ejercicio de manera obsesiva y en exceso.
  • Comer mucho más de lo que se consideraría normal durante las comidas.
  • Comer de escondidas.
  • Expresar depresión, vergüenza o culpa respeto a los hábitos alimentarios.

Si crees que tu hijo/a o una persona querida pueda tener un trastorno de la alimentación, contacta con su médico y pídele orientación para hablar sobre el tema.

Dónde contactar

Acude a tu Médico o Doctora de Familia para que te hagan una derivación al CSMA que te corresponda (Nou Barris Nord, Nou Barris Sud).

Si tuvieras pensamientos suicidas también puedes pedir a tu Médico una derivación urgente al CSMA o bien acudir a Urgencias psiquiátricas del Hospital Vall d’Hebron (ver “PREVENCIÓN DEL SUÏCIDIO”).

Recursos

Canal Salut:
https://canalsalut.gencat.cat/ca/salut-a-z/t/trastorns_conducta_alimentaria/

¿Qué pueden hacer los padres?:
https://faros.hsjdbcn.org/ca/articulo/decaleg-prevencio-dels-trastorns-conducta-alimentaria-podem-fer-pares

Texto escrito por el equipo de profesionales de Associació Centre Higiene Mental Nou Barris.

Entidad proveedora:

catsalut
Con el soporte de:
ajuntament barcelona

Entidad miembro de:

forum salut

 


launio

 

responcat

Entidad acreditada por:

forum salut

launio

iso9001Comprometidos con la Calidad

La ASSOCIACIÓ CENTRE HIGIENE MENTAL NOU BARRIS

  • Esta certificada con la norma ISO 9001:2008 por tener sus procedimientos adaptados a esta norma de calidad