¿Puedo tener un trastorno bipolar?

¿Te sientes en un estado de ánimo extremadamente eufórico, feliz y expansivo o muy irritable durante unos días, pero inusualmente triste o ansioso en otros?

¿Los momentos de ánimo "up" coinciden con un augmento de energía o actividad?   

¿Los momentos de ánimo "down" coinciden con la baja energía, desesperación o incapacidad de disfrutar de lo que normalmente te gusta hacer, e incluso a veces con pensamientos suicidas?

¿Estos cambios de estado de ánimo hacen que te cueste dormir, mantenerte centrado o hacer tus actividades habituales? 

Algunas personas con estos síntomas tienen un trastorno mental tratable llamado trastorno bipolar.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una alteración mental crónica que se caracteriza por variaciones en el estado de ánimo, la energía, los niveles de actividad, la concentración y la capacidad de llevar a término las tareas cotidianas.

Esto quiere decir que las personas que lo sufren tienen periodos de un estado de ánimo extremadamente bajo como una depresión, y a veces hasta pensamientos suicidas, y otros períodos de energía intensamente alta, con estados de ánimo expansivos o eufóricos, o con mucha irritabilidad.

De aquí el término "bipolar", que se refiere a los dos extremos de ánimo diferentes que una misma persona puede tener.

Aunque se trata de una enfermedad grave, con un tratamiento adecuado y continuo, aquellas personas que sufren un trastorno bipolar a menudo, pueden recuperar la estabilidad y continuar su vida con normalidad.

¿Qué síntomas tiene el trastorno bipolar?

Los episodios maníacos (“up”) consisten en periodos con síntomas como:

  • Alta energía, de días a semanas, con una necesidad menor para dormir (sólo necesita unas pocas horas de sueño, a la vez que tiene mucha energía al día siguiente).
  • Optimismo extremo, estado de ánimo elevado, euforia.
  • Pensamientos acelerados, hablar muy rápido.
  • Fácil distracción, no poder concentrarse bien.
  • Alta autoestima, con ideas grandiosas y poco realistas sobre uno mismo (sentirse muy importante, poderoso…).
  • Actividad augmentada.
  • Comportamientos impulsivos como hacer grandes compras, regalos, juegos de azar u otros comportamientos de riesgo (consumo de drogas o aumento de la actividad sexual).
  • Falta de conciencia de estar mal, la persona puede negar que tiene un problema, pero los amigos y la familia perciben que la persona no está bien.

Un nivel más leve o moderado es conocido como una "hipomanía”, un trastorno más leve pero que también significa un cambio importante en el funcionamiento del individuo y puede conducir a una manía plena o a una gran depresión.

Los periodos de alta energía (episodios maníacos) suelen estar seguidos por periodos de baja energía.

Los episodios depresivos (“down”) se sitúan en el extremo y la persona puede tener:

  • Baja energía durante unos días o semanas, con una mayor necesidad de dormir.
  • Ánimo extremadamente bajo, sentirse muy muy triste y deprimido, y no reacciona con lo que está pasando a su alrededor.
  • Hablar lento, no tener ganas de hablar.
  • Dormir mucho.
  • Sentimientos de culpabilidad, inutilidad o impotencia.
  • Perdida de interés o placer en actividad habituales.
  • Pensar que no vale la pena vivir, hasta llegar a pensar en poner fin a su vida. En los trastornos bipolares hay un alto riesgo de suicidio.

Todos estos episodios de alteración de estado de ánimo también podemos ser tan extremos que la persona pierde contacto con la realidad, y puede tener síntomas de psicosis como:  

  • Alucinaciones (escuchas o ver cosas no existentes).
  • Delirios (creencias falsas sin base en la realidad).

Tipos de trastornos bipolares

Los principales tipos de trastorno bipolar en adultos son:

  • Bipolar I, que consiste clásicamente en episodios maniacos y depresivos. Muchos de los individuos presentan primeros episodios depresivos cuando son más jóvenes y desarrollan episodios maníacos con más edad.
  • Bipolar II, que consta de episodios hipomaníacos y episodios depresivos.
  • Ciclotimia, que consiste en episodios hipomaníacos alternando con episodios depresivos menores.
  • Bipolar No Especificado de otra manera, que se utiliza para describir individuos con cambios de ánimo que causan problemas, pero no encajan en ninguno de los tipos anteriores.

A más, otros términos utilizados incluyen:

  • Ciclado rápido: cuando una persona tiene al menos 4 episodios por año. Este tipo se aprecia alrededor del 5-15% de los pacientes.
  • Trastorno mixto: cuando una persona tiene síntomas tanto maníacos como depresivos que suceden al mismo tiempo.

Factores de riesgo

La causa del trastorno bipolar es desconocida, pero sabemos que intervienen determinados factores de riesgo:

Genética.  El conocimiento actual es que diferentes genes podrían participar en el desarrollo del trastorno.

Historia familiar.  Les personas con trastorno bipolar, a menudo tienen un familiar con trastorno bipolar. El riesgo principalmente se da cuando tiene un trastorno bipolar un familiar de primer grado (padre, madre). A veces el familiar puede tener un trastorno depresivo importante, ansiedad, esquizofrenia o abuso de sustancias. Por eso se cree que hay similitudes genéticas entre los diferentes trastornos.

Edad. Los episodios iniciales del trastorno maniaco a veces se dan en la adolescencia tardía y la primera edad adulta. Cada vez más, se diagnostica el trastorno bipolar en niños y adolescentes.

¿Qué se puede hacer?

Uno de los principales problemas del trastorno bipolar es que se tarda en detectar entre 5 y 10 años porque a menudo se confunden con una depresión o también con la esquizofrenia, con una respuesta a los tratamientos poco satisfactoria.

A más, en les fases depresivas, hay un riesgo de tentativa de suicidio importante.

Por eso, si sospechas que podrías tener un trastorno bipolar, solicita ayuda profesional para poder hacer el diagnostico e iniciar el tratamiento y el seguimiento adecuado.

Nuestros profesionales te pueden ayudar para el diagnóstico precoz e iniciar el tratamiento

¿Como podemos ayudarte si tienes Trastorno Bipolar?

El trastorno bipolar es una alteración crónica o episódica (por crisis) que puede dar crisis repetidas y que requiere un tratamiento específico farmacológico y psicoterapia.

Por eso el primer paso es hacer un diagnóstico del trastorno y así poder establecer la estrategia terapéutica más adecuada.

Entre los medicamentos, existen diferentes opciones farmacológicas efectivas incluso en las formas más graves, que permiten tractar las crisis y también para prevenir que vuelvan a repetirse. En algunos pacientes se requiere la combinación de medicamentos.

Con un seguimiento y el tratamiento adecuado, la mayoría de los pacientes que la sufren pueden llevar una vida normal en los ámbitos laborales, social y familiar.

Si crees que necesitas ayuda urgente, piensas que podrías hacer daño o intentar suicidarte, dirígete inmediatamente a Urgencias.

Dónde contactar

Acude a tu Médico o Doctora de Familia para que te haga una derivación al CSMA (Nou Barris Nord, Nou Barris Sud) o también puedes acudir a Urgencias del Hospital (ver “PREVENCIÓ DEL SUÏCIDI”).

Texto escrito por el del equipo de profesionales de la Asociación Centre Higiene Mental Nou Barris.

Entidad proveedora:

catsalut
Con el soporte de:
ajuntament barcelona

Entidad miembro de:

forum salut

 


launio

 

responcat

Entidad acreditada por:

forum salut

launio

iso9001Comprometidos con la Calidad

La ASSOCIACIÓ CENTRE HIGIENE MENTAL NOU BARRIS

  • Esta certificada con la norma ISO 9001:2008 por tener sus procedimientos adaptados a esta norma de calidad