Estos síntomas pueden indicar que tienes ansiedad

“A veces me sobresalto por pequeños estímulos (ruidos, gritos…...)”
“Me siento todo el día tenso/a o inquieto/a y cuando llegar la noche me cuesta dormir”
“Me preocupa mucho que pueda pasar alguna desgracia a las personas que quiero”
“Me preocupa no hacer una cosa correctamente, aunque esté seguro de que la he hecho bien”
“Me he quedado en blanco delante de un examen que llevaba bien”
“Me ’irrito fácilmente...”
“Tengo miedo de tener un ataque de corazón y morir de repente”
“Me preocupa contagiarme en los sitios públicos”
“A menudo hago repeticiones como lavarme las manos, controlar la puerta de casa”

Es normal tener algunos miedos, pero cuando los miedos son tan excesivos que provocan síntomas físicos y llegan a interferir en la vida cotidiana, puede tratarse de un trastorno de ansiedad.

Que es la ansiedad

La ansiedad es uno de los trastornos de salud mental más comunes, y puede afectar aproximadamente a más del 10% de la población.

Tener ansiedad en algún momento de la vida es normal. La ansiedad es un estado emocional que todo el mundo puede experimentar delante de diferentes circunstancias y no siempre presenta patología.

La ansiedad normal tiene un papel importante en la supervivencia humana. Delante de una situación de amenaza o peligro, nuestro organismo responde produciendo más adrenalina y aumentando el flujo sanguíneo y la frecuencia cardiaca, entre otras cosas. Esta respuesta instintiva nos prepara para luchar o escapar del peligro.

La ansiedad patológica se produce cuando no hay un peligro real y provoca un estado intenso de malestar que se expresa a través de diferentes síntomas: físicamente (inquietud, ahogo, palpitaciones…), emocionalmente (sufrimiento intenso…) y en el pensamiento (estado de hipervigilancia o alerta excesiva…), afectando a todos los aspectos de la vida.

¿Qué síntomas da la ansiedad?

Algunos de los síntomas característicos de ansiedad son los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión.
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe.
  • Palpitaciones, aumento del ritmo cardiaco.
  • Respiración acelerada (hiperventilación).
  • Sudoración.
  • Escalofríos.
  • Sensación de debilidad o cansamiento.
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Incapacidad o dificultades para controlar las preocupaciones.
  • Tendencia a evitar las situaciones que generan ansiedad.

¿Qué tipos de ansiedad hay?

La ansiedad se manifiesta con síntomas muy diferentes. Dentro del grupo de trastornos de ansiedad hay diferentes tipos, principalmente:

Ataque de pánico: ataques repentinos de miedo, terror, sin un peligro real, que puede dar una sensación de muerte. El mismo miedo de repetir el ataque puede favorecer su repetición.

Fobias específicas: sentimiento muy intenso de miedo o pánico delante de situaciones u objetos, como ahora espacios cerrados (claustrofobia), espacios abiertos y concurridos (agorafobia), miedo a las alturas o a subir a los aviones, que provoca evitar estas situaciones.

Ansiedad generalizada: estado de ansiedad constante o casi permanente y en cualquier situación.

Trastorno obsesivo Compulsivo (TOC): pensamientos intrusivos persistentes que conducen a un comportamiento compulsivo, repetitivo para reducir la ansiedad, por ejemplo, lavarse las manos repetidamente, o comprobaciones repetidas como por ejemplo el gas o la puerta de casa.

Fobia social: ansiedad desproporcionada delante de las interacciones sociales, que provoca sufrimiento intenso y tendencia a evitar estas situaciones.

Trastorno de estrés post traumático: personas que han sufrido un trauma físico o mental y reviven el trauma más tarde (violación, accidente, incendio, robos…), con pesadillas repetitivas y flashbacks

Factores de riesgo de la ansiedad

No hay una causa de la ansiedad, sino que normalmente es una combinación de factores de Riesco con experiencias pasadas (por ejemplo, traumas), comportamientos aprendidos de pequeños (como la tendencia a evitar situaciones) y la predisposición genética de la propia persona.

¿Qué puedes hacer si tienes ansiedad?

Hay muchas estrategias de autoayuda que pueden ayudarte si tienes ansiedad. Por ejemplo:

  • Dormir les horas adecuadas y con horarios regulares.
  • Mantener una alimentación variada, equilibrada y saludable (rica en verduras y hortalizas, legumbres, frutas...).
  • Evitar los excitantes (café, té, refrescos con cafeína, extractos de guaraná, ginseng…) i el alcohol.
  • Hacer actividad física, ejercicio o deporte al menos 30 minutos diarios.
  • Aprovechar cualquier actividad física diaria (como caminar, subir las escaleras, bailar...) y reducir el sedentarismo.
  • Hacer ejercicios de yoga, respiración y meditación.
  • Ejercitar tomar conciencia y centrar la mente en el presente para apartar los pensamientos ansiosos y substituirlos por pensamientos agradables.
  • Puede ser útil intentar afrontar gradualmente las situaciones temidas.

Cuando pedir ayuda profesional

Algunas veces la ansiedad puede ser puntual y desaparecer por si sola. También puedes reducir la ansiedad hablando con alguien (pareja, familiar, amigo). Pero si pese a eso tus preocupaciones persisten o empeoran con el tiempo, conviene pedir ayuda.

Por ejemplo, acude a un profesional delante de estas situaciones:

  • Si la ansiedad te causa un intenso malestar i se hace difícil controlarlo.
  • Si la ansiedad interfiere de manera continuada en tu vida cotidiana, en tus relaciones o en tu trabajo.
  • Si piensas que la ansiedad está relacionada con algún problema de salud física.
  • Si has aumentado el consumo de alcohol o de sustancias, si te estas automedicando con ansiolíticos.
  • Si tienes impulsos o has llegado a tener conductas de autolesión para no tener ansiedad.

Si tienes un problema de ansiedad y afecta a tu vida cotidiana, no dudes en solicitar ayuda profesional

Como podemos ayudarte si tienes ansiedad

Hay diferentes recursos para tratar la ansiedad, como ahora la psicoterapia en sus diferentes formas o las técnicas de relajación. Muchas personas llegan a identificar los primeros síntomas y gestionarlos mejor para evitar que progresen.

En determinados casos la medicación es un recurso eficaz para tratar la ansiedad, normalmente combinada con la psicoterapia.  

Si te parece que puedes tener un problema físico, puedes ir a tu médico de familiar para descartar cualquier condición médica que pueda contribuir a tus síntomas.

Si crees que necesitas ayuda urgente, si estás en situación de pánico o sientes impulsos de autolesionarte, dirígete de inmediato a Urgencias.

Dónde contactar

Acude a tu Médico o Doctora de Familia, para que realicen una derivación al CSMA (Nou Barris Nord, Nou Barris Sud) o también puedes acudir a Urgencias del hospital de referencia.

Texto escrito por el equipo de profesionales de la Asociación Centro Higiene Mental Nou Barris.

Entidad proveedora:

catsalut
Con el soporte de:
ajuntament barcelona

Entidad miembro de:

forum salut

 


launio

 

responcat

Entidad acreditada por:

forum salut

launio

iso9001Comprometidos con la Calidad

La ASSOCIACIÓ CENTRE HIGIENE MENTAL NOU BARRIS

  • Esta certificada con la norma ISO 9001:2008 por tener sus procedimientos adaptados a esta norma de calidad